jueves, 14 de junio de 2007

La vibración fantasma

Gadgetoblog.- Voy a confesar un vergonzoso secreto. En ocasiones siento vibraciones. Han leído bien. De verdad, lo juro, voy camninando por la calle y siento que el teléfono vibra en el bolsillo de mi pantalón pero cuando lo cojo y miro la pantalla, nadie ha llamado. Espeluznante, ¿verdad? Digno de Iker Jiménez.

Este es el típico problema que no comentas con nadie, la confesión que haces a los amigos entre risas y que consigue que la gente se calle, te mire con gesto serio y se aparte unos centímetros. Anteayer, sin embargo, el USA Today publicó un reportaje sobre el fenómeno de la vibración fantasma. No estoy solo.

El canadiense Steven Garrety, diseñador de páginas web, tenía el mismo problema y lo comentó en su blog. Más de 30 personas aseguraron sentir también vibraciones fantasma en el teléfono. Algunos lo atribuían a la memoria muscular de la zona en la que solemos llevar el móvil —en mi caso, el muslo izquierdo-, otros a un daño en los nervios.

La explicación, parece, es más sencilla y no tiene componente físico. No hay estudios al respecto pero todo apunta a una respuesta psicológica, un hábito que el cerebro adquiere a base de recibir llamadas constantemente y que entra en juego cuando tenemos ganas de comunicarnos. "Una prueba de la importancia que tienen las comunicaciones hoy en día y el deseo de estar permanentemente conectados", aseguran en el artículo. Es otra bonita forma de decir que, efectivamente, me estoy volviendo tarumba y que mi mente juega sucio con mis músculos. ¿Ha sentido alguna vez la vibración fantasma? Confiéselo, pierda el miedo. Bienvenido al club.

No hay comentarios.: